Diferencias entre variedades CBD-rich

El CBD tiene entre sus propiedades la capacidad de contrarrestar la psicoactividad del THC. Por ello, simplificando la explicación, cuanto más alta sea la cantidad de CBD y más baja la de THC, menos efectos psicológicos y perceptivos experimentaremos.

Sin embargo, resulta simplista decir que, por ejemplo, una variedad con un 5% de THC y un 6% de CBD no es psicoactiva. El efecto de variedades con porcentajes similares de ambos cannabinoides (1:1) es complejo y conlleva leves sensaciones cerebrales, sensación de liviandad y efectos físicos y paliativos evidentes (si quieres más información al respecto, puedes consultar otras publicaciones en las que profundizamos en el tema).

De hecho, no es lo mismo consumir una variedad 1:1 con 5:6 (THC:CBD) que con 10:11. Y, pese a lo que se cree, las CBD-rich no siempre son adecuadas para dormir, puesto que la sensación de euforia que proporciona el cannabidiol (que no nerviosismo) impide que algunas personas concilien el sueño y les produce la necesidad de hacer cosas que impliquen movimiento (véase el efecto de algunas sativas).


CBD Critical Mass
Este ejemplar de CBD Critical Mass arrojó un 4,6% de THC y un 5,9% de CBD

Sin embargo, sí es ínfimo el efecto “cerebral” experimentado con ejemplares de altos contenidos en CBD (en torno al 13-14%) y bajos o muy bajos contenidos de THC; y por otra parte hay personas que experimentan efectos muy high con variedades 3:1 o 2:1, recordándoles a las grandes sativas de antaño.

Existe un componente muy subjetivo y complejo en cuanto al efecto en relación a las propociones y porcentajes de THC:CBD y resulta bastante evidente que los estudios científico-médicos tendrán que tener muy en cuenta la relación entre los diferentes cannabinoides y los terpenos durante los próximos años de investigación.

Por lo pronto, lo ideal es que cada cual cultive y analice ejemplares en concreto (que no genéticas, puesto que cada individuo arrojará ratios diferentes). Actualmente es la única forma de que encontremos el ratio adecuado para nuestro consumo, a no ser que queramos recurrir a las variedades estabilizadas de ratio 1:1 de las que ya hemos hablado.

Como ves, el abanico es muy amplio y los efectos muy dispares. También debemos ser conscientes de que trabajamos con seres vivos, y los resultados no siempre serán exactamente los mismos, al margen del grado de estabilización. Cada cual debe encontrar su fenotipo y mantenerlo vivo si quiere obtener exactamente el mismo resultado con el tiempo.

En nuestra sección de variedades puedes comparar diferentes genéticas según sus características, incluidos los niveles de THC y CBD medios.

 Equipo CBD-rich